Puliendo el diamante

Hay algo más que debes saber sobre mejorar el ambiente laboral: el desarrollo humano. Este concepto gira en torno al conocimiento que puedes ofrecerle a tus empleados para convertirlos en mejores personas y profesionales.

En muchas ocasiones, las empresas se olvidan de esta área y los únicos temas que importan son los del dinero, la productividad y las metas financieras. Pero ni ellos (los trabajadores), ni tú mismo son maquinaria, así que debemos quitarnos esa idea de la mente.

Por fortuna, existen muy buenas opciones para lograr un cambio. Nuestra intención será establecer ideas, seguir procedimientos, hacer sentir cómoda a la gente y construir un equipo feliz y exitoso con miembros felices y exitosos.

Cada uno puede mejorar y convertirse en la mejor versión de sí mismos, y tú puedes contar con ayuda externa experta en desarrollo humano, o conformar tu propio programa basado en experiencias, de la mano de tu oficina de Recursos Humanos.

Estos programas deben incluir conversaciones, actividades, conferencias y material de lectura y escritura sobre actitudes, preocupaciones, comunicación, manejo del tiempo libre y valores humanos.

Debes ser constante con ese trabajo y no realizarlo de manera vaga, sino mantenerlo fresco. Estoy segura de que podrás ver el cambio inmediatamente.

También puedes revisar técnicas para crear equipos de trabajo Fuertes desde el primer día. Yo recuerdo una sesión de baile en la universidad, cuando era estudiante. Una de mis maestras nos pidió bailar varios ritmos latinos con nuestros compañeros de clase para que nos conociéramos mientras nos divertíamos. Tengo que decir que fue un éxito.

¿Has estado en algún curso de desarrollo humano? ¿Qué te ha funcionado hasta ahora?

 

Sobre el Autor: Gabriela Dimas